El Salvador: Verdad y Memoria sobre la masacre de El Mozote

Por: La Red en El Salvador ·

El 10 de diciembre de 1981, en el caserío El Mozote del departamento de Morazán, en El Salvador, todos los hombres, mujeres y niños que se encontraban en el lugar fueron hechos prisioneros por unidades del Batallón Atlacatl, del Ejército Nacional.  Al día siguiente, 11 de diciembre, después de pasar la noche encerrados en las casas, fueron ejecutados sistemáticamente, por grupos. Primero fueron torturados y ejecutados los hombres, luego fueron violadas y ejecutadas las mujeres y, finalmente, asesinados alrededor de 400 niños y niñas en el mismo lugar donde se encontraban encerrados.

Grupo familiar masacrado en El Mozote
Grupo familiar masacrado en El Mozote.  Foto: Susan Meiselas · Archivo Histórico Audiovisual – MUPI

De estas masacres, existe el relato de testigos que las presenciaron, así como de quienes posteriormente vieron los cadáveres insepultos.

En aquel momento, la Radio Venceremos, emisora clandestina del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional -FMLN-, rompió el cerco informativo al informar radialmente sobre lo ocurrido y registrar fotográficamente las huellas de la masacre.

Pocos días después, Rufina Amaya, única sobreviviente, denunció el hecho ante periodistas de Washington Post y New York Times que transmitieron la noticia en el ámbito internacional en enero de 1982. Se la considera no sólo el mayor acto de violencia contra población civil cometida por agentes gubernamentales, durante el conflicto armado salvadoreño, sino también la peor masacre en el Hemisferio Occidental, en tiempos modernos.

Entrevista realizada por Jorge Ramos (Univisión) a Rufina Amaya, sobreviviente de la masacre de “El Mozote”

A pesar de las denuncias públicas del hecho y de que los cuerpos permanecieron en el terreno durante varios días, las autoridades salvadoreñas no ordenaron ninguna investigación. La masacre fue permanentemente negada en aquel entonces por los gobiernos de El Salvador y Estados Unidos, hasta que la masacre fue plenamente comprobada por los resultados de la primera exhumación practicada por el Equipo Argentino de Antropología Forense, en 1992.

En 1990, la Oficina de Tutela Legal del Arzobispado de San Salvador había presentado una petición ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en la que se alegó la responsabilidad internacional de la República de El Salvador por violaciones a los derechos humanos de 765 personas, ejecutadas extrajudicialmente durante el operativo militar realizado por las Fuerzas Armadas de El Salvador.

Exhumación de niños y niñas en Iglesia de El Mozote, en 1992
Exhumación de niños y niñas en Iglesia de El Mozote, en 1992. Foto: Archivo Histórico Audiovisual – MUPI

Por otra parte, el informe de la Comisión de la Verdad para El Salvador, se dio a conocer el 15 de marzo de 1993. La Comisión recibió testimonio directo de 2 000 personas con relación a 7 000 víctimas, y recabó información de fuentes secundarias relacionadas con más de 8 000 víctimas. De todo este cúmulo de denuncias se elaboró una lista de 13 569 casos, de los cuales 32 fueron considerados ejemplarizantes de los patrones de violencia de las partes contendientes, entre ellos el caso de El Mozote.

Sin embargo, cinco días después de que la Comisión de la Verdad presentará su informe, la Asamblea Legislativa aprobó la “Ley de Amnistía General para la Consolidación de la Paz”, la cual concedió amnistía amplia, absoluta e incondicional.

En septiembre de 2013 se abrió nuevamente un proceso de investigación, ocho meses después de la Sentencia de la Corte Interamericana que declaró como “inaplicable” la Ley de Amnistía. La Fiscalía General de la República y la Corte Suprema de Justicia anunciaron la reanudación de las exhumaciones. El día 16 de enero de 2012, en el marco del veinte aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz, y en nombre del Estado y en su calidad de comandante general de la fuerza armada salvadoreña, el presidente Mauricio Funes pidió perdón a los familiares de las víctimas por los hechos ocurridos durante la masacre y mencionó como responsables de la matanza al teniente coronel Domingo Monterrosa Barrios, el lugarteniente José Azmitia y el teniente coronel Natividad de Jesús Cáceres. Además, anunció una serie de medidas para la reparación moral y económica en favor de los habitantes del asentamiento y su reconocimiento como “Bien Cultural” del país.


foto micrositio MUPIEn 1996, unos años después de la Firma de la Paz en El Salvador (1992), Carlos Henríquez Consalvi, quien había sido locutor de Radio Venceremos, creó el Museo de la Palabra y la Imagen (MUPI), en la capital del país. Hoy, el MUPI forma parte de la Red Latinoamericana de Sitios de Memoria. 

El presente caso de búsqueda de verdad muestra en qué medida los espacios de memoria (sitios, museos, memoriales u organizaciones) pueden participar activamente e incidir en los procesos sociales de búsqueda de verdad, memoria y justicia sobre los hechos que han enlutado a nuestro continente.

Acompañamiento del MUPI en el caso de El Mozote

Una de las primeras tareas que se propuso el Museo de la Palabra y la Imagen, al aparecer públicamente, fue el acompañamiento a las comunidades de Morazán en su camino de búsqueda de verdad y memoria.  Se trata de una de las masacres más grandes realizadas en América Latina, cometidas por un ejército nacional contra la población civil. En este sentido, el trabajo del MUPI se orienta a la construcción y transmisión de memorias sobre la historia de El Mozote, con una intensa labor didáctica dirigida a promover el principio de No Repetición de hechos como éste.

En este esfuerzo, desde este espacio de memoria se han desarrollado distintas acciones:

Conmemoraciones

Cada 10 de diciembre, el MUPI acompaña a los pobladores del Departamento de Morazán, en los actos conmemorativos de la masacre. Los actos se llevan a cabo en el lugar donde la comunidad construyó un monumento con los nombres de alrededor de mil víctimas, un mural y un jardín memorial.

Investigación y publicaciones

Sobre este caso, el MUPI publicó el libro “Luciérnagas en El Mozote”, que incluye el testimonio de Rufina Amaya, sobreviviente de la masacre. Asimismo, el libro incluye el relato testimonial de Carlos Henríquez Consalvi y la investigación de Mark Danner, que revela los esfuerzos de la administración Reagan y del régimen salvadoreño por negar los hechos. El libro ha sido reeditado numerosas veces, convirtiéndose en libro de texto en numerosos centros escolares.

Conformación de archivo documental y de historia oral

Parte fundamental del proceso de recuperación y construcción de memorias sobre la masacre de El Mozote, ha sido la conformación de un archivo muy completo que cuenta con testimonios, fotografías y videos captados en los caseríos donde se desarrolló la masacre. Este archivo ha sido fuente para producir libros, documentales y reportajes periodísticos, por parte del MUPI y de investigadores externos que acuden al Archivo Histórico.

Comunicación audiovisual

El MUPI ha realizado numerosos cines foros y debates sobre El Mozote. En una acción de proximidad a la comunidad, estas actividades salen del ámbito del museo para acercarse a  localidades rurales y urbanas del país.

Desde el museo también se ha apoyado la realización de diversos documentales sobre el caso. En 2013, el MUPI acompañó a un equipo de televisión del Canal 12 (nacional) para producir un programa que luego fue trasmitido en horario estelar y repetido en distintas ocasiones a petición del público.

Exhibiciones museográficas

Se han producido varias exhibiciones museográficas, con fotografías y objetos recogidos en el lugar de los hechos, acompañados por instalaciones realizadas por artistas nacionales o internacionales.

Talleres y herramientas para reconstruir memorias

En 2014 se realizó el Taller de Fotografía y Memoria Histórica, en el cual participaron niñas de El Mozote, quienes tomaron imágenes y recogieron los testimonios de sus padres y abuelos, de la comunidad que recuerda los hechos.

A partir de estos esfuerzos, la sociedad salvadoreña, y en particular las nuevas generaciones de estudiantes se informan y sensibilizan sobre la iniciativa que las comunidades de Morazán impulsan en búsqueda de Verdad, Justicia y Reparación.


25 años que no olvidan

Este documental fue producido por EMA RTV, en 2006, en ocasión del aniversario de la Masacre de El Mozote. Ese mismo año, la Corte Interamericana de Justicia abrió el proceso de investigación para esclarecer los hechos y hacer justicia.


Recursos pedagógicos

El Mozote · Lucha por la verdad y la justicia

El Mozote · Lucha por la verdad y la justicia

El Mozote · Lucha por la verdad y la justicia -versión popular-

Material producido por Tutela Legal del Arzobispado de El Salvador, en septiembre de 2013.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s