Una visita al Archivo Histórico de la Policía Nacional de Guatemala

Por: AHPN - Guatemala / Memoria Abierta - Argentina

 

En julio de 2005, en la ciudad de Guatemala, se produce el hallazgo fortuito del archivo administrativo de la extinta Policía Nacional, cuya existencia había sido negada oficialmente. Alrededor de 80 millones de documentos que se encontraron ahí en condiciones de deterioro significativo, están siendo rescatados, organizados, digitalizados y resguardados. Gracias a la entrega y capacidad técnica del equipo constituido para desarrollar un sistema de gestión adecuado, el Archivo Histórico de la Policía Nacional hoy puede ser consultado públicamente. El trabajo de este equipo ha hecho del sitio histórico y de su acervo documental, un recurso fundamental para los procesos sociales de búsqueda de la Verdad en Guatemala.

Recientemente, en enero de 2015, concluyó el juicio por la masacre en la Embajada de España, en la cual murieron quemadas vivas 37 personas. La masacre fue ejecutada exclusivamente por personal de la Policía Nacional, sin presencia del Ejército. El ex jefe policial y único acusado por la masacre, Pedro García Arredondo, fue condenando en este juicio a 90 años de prisión. Algunas de las pruebas más importantes que sirvieron para mostrar su responsabilidad, salieron del Archivo Histórico de la Policía Nacional.

El 16 de marzo de 2015, tuvimos la oportunidad de visitar este Archivo que para ese momento había podido rescatar de la humedad y otras condiciones de deterioro, todo el material encontrado en el año 2005. Hasta la fecha, el equipo de trabajo ha puesto a disposición de la consulta pública 17 millones y medio de documentos.

Compartimos  un reportaje fotográfico con el relato de Alberto Fuentes, quien nos acompañó en esta visita:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Iniciamos en una pequeña sala que muestra la situación de los documentos y el edificio al momento de ser encontrados.

Premisas históricas

El conflicto armado interno (1960-1996) dejó en Guatemala más de 200 000 víctimas, entre ellas, más de 45 000 personas detenidas desaparecidas. La política de terror implementada por el Estado de Guatemala en aquellos años, fue ejecutada por el Ejército, operando en el campo, y por la Policía, operando en la ciudad. El informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico de Guatemala llega a la conclusión de que el 93% de las víctimas fueron causadas por el Estado a través de ambas fuerzas de seguridad.

Por otro lado, los Acuerdos de Paz se terminan de firmar el 29 de diciembre de 1996. En ese marco es creada la Comisión de Esclarecimiento Histórico, que en 1997 pide al gobierno de Guatemala el acceso al archivo de la Policía Nacional. La respuesta del gobierno fue negar su existencia. De esta forma, reúnen todos los documentos del archivo histórico de la Policía Nacional y los depositan en el edificio que hoy ocupa el AHPN: un edificio a medio construir, medio abandonado, que debió haber sido el hospital de la policía nacional y que en ese entonces estaba rodeado de chatarra.

Hallazgo fortuito y primeras medidas de protección patrimonial

En julio de 2005, verificando la denuncia de los vecinos acerca de la existencia de un almacén con explosivos en el lugar y su temor de ser afectados por un accidente, se produce el hallazgo fortuito.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

– “… exactamente en este sector es que se inicia esta historia. Cuando vino la Procuraduría de los Derechos Humanos, esa delegación venía encabezada por el historiador Edeliberto Cifuentes. Y él, estando por acá, ve a través de ese ventanal una gran cantidad de paquetes de documentos. Le llama la atención, entra por esta puerta, al entrar ve que son miles y miles de documentos más, se encuentra con la oficial a cargo y le pregunta: ‘señora, ¿esos documentos qué son?’ y la señora le contesta: ‘es el archivo de la policía'”. 

Así, el archivo es encontrado por la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) e inmediatamente se inicia un proceso legal a través del cual se logra que una jueza emita un dictamen. Este dictamen decreta la clausura del edificio: pueden seguir llegando documentos, pero ningún documento original puede salir si no es con orden de un juez. En diciembre de 2005, desde el AHPN se hizo la búsqueda a nivel nacional, de otros archivos de la extinta Policía Nacional y se lograron rescatar 32 archivos más que ingresaron al fondo documental. Actualmente, en el mismo edificio, funciona el Archivo Histórico de la extinta Policía Nacional y el de la nueva Policía Nacional Civil, creada en 1997 a partir de los Acuerdos de Paz.

Un archivo abierto a la investigación

Por otra parte, la jueza faculta a la PDH a hacer investigación sobre violaciones a los derechos humanos en el archivo de la policía. Esto significa que desde un principio se contó con el respaldo legal para llevar a cabo un proceso de rescate, clasificación, conservación y puesta a disposición pública del archivo.

– “¿Usted tiene idea de por qué la policía tomó la decisión de archivar en lugar de quemarlos, de destruirlos…?

– “La primera parte de la respuesta es que este es el archivo administrativo de la institución de la Policía Nacional. Es decir, todas las instituciones, todas las organizaciones, tienen archivos que le sirven a la propia organización. La otra parte, nosotros la llamamos impunidad. Si los antiguos jefes de policía responsables de violaciones a los derechos humanos alguna vez se hubieran imaginado que en este archivo se podían encontrar pruebas de responsabilidad en violaciones a los derechos humanos, seguramente lo hubieran destruido”.

Organización y descripción archivística

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El AHPN utiliza la Norma Internacional Archivística para organizar y describir los documentos. Ante la magnitud del acervo, se definió como prioridad trabajar los documentos correspondientes a los años de 1975 a 1985, porque son los años en los que ocurren las más graves violaciones a los derechos humanos en Guatemala.

“Las dos compañeras que están en esta sala, pertenecen a la Unidad de Acceso a la Información. Cuando recibimos un requerimiento de información que no corresponde a los años priorizados, entonces, este equipo viene a buscar en documentos originales que aún no han sido procesados.

Hacemos el esfuerzo por encontrar la información que es de interés de los usuarios. Este es un trabajo complementario bastante esforzado, pero importante sobre todo si se trata de familiares de víctimas. El 25 % de los requerimientos de información, vienen de familiares de víctimas”.

Para crear un sistema de organización, el equipo del AHPN buscó asesorías del más alto nivel mundial. Se contó primeramente con la asesoría y capacitación de la doctora Trudy Peterson, especialista en archivística, pero también con el apoyo de expertos en conservación documental, seguridad informática, estadística y otros temas que contribuyeron a crear una escuela desde adentro del propio archivo.

“Incluso los programas de informática fueron creados por el equipo de trabajo, porque no había dónde comprarlos, no había un antecedente. Esta es una experiencia totalmente nueva en Guatemala”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El proceso archivístico comienza con con la identificación del fondo documental al que corresponden los documentos y luego se lleva a cabo el rescate y la recuperación de la documentación. El archivo estaba en condiciones de abandono casi absoluto, entonces es común encontrar documentos con daños severos. Todos los documentos se limpian, se despojan de metales… éste es el primer paso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El siguiente paso es la organización y descripción archivística de los documentos. Ya cuando están organizados y descritos, los documentos se ordenan en legajos. De esta forma están listos para ser digitalizados.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Nosotros identificamos las estructuras más importantes de la Policía Nacional. Son 56 estructuras importantes. Esto en archivística son los fondos documentales“.

En los documentos del Departamento de Investigaciones Criminológicas, es donde mejor se identifica la naturaleza de la Policía Nacional. Estos documentos aportan las pruebas de que en Guatemala actuó una policía política que controló a la sociedad. En esta estructura se encontraron fichas con el registro de las actividades de más de un millón doscientas mil personas.

“Si en aquellos años éramos alrededor de 8 millones de habitantes y la mitad eran menores de edad, la Policía Nacional tenía el control de más del 25% de la población adulta del país”.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El proceso de digitalización de documentos empieza con la recepción de los legajos organizados desde las distintas salas. Así, se digitalizan documentos y libros que son enviados en tiempo real a la Unidad de Acceso a la Información, a través de un servidor central. Éstos pueden ser consultados públicamente desde ese momento.

17 millones y medio de documentos están accesibles al público*.

Acceso y protección fuera de las fronteras

La protección de la documentación ha sido una preocupación en la gestión del archivo, por lo que el AHPN estableció un convenio con el gobierno de Suiza y desde hace más de siete años se envía una copia de todo lo procesado a los Archivos Federales de este país.

Por otra parte, en el año 2011, con el apoyo de la Universidad de Texas en Austin, se suben a su portal web 12 millones de imágenes digitales que pueden ser consultadas con ayuda de una guía de búsqueda.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el Local 4 se depositan los libros exclusivamente. Éstos contienen una serie de fotografías de hombres y mujeres, algunos de ellos son identificados por un delito determinado. Sin embargo, muchos de ellos se identifican con la etiqueta de “sujeto a investigación”.

“Nosotros no tenemos la capacidad de hacer investigación particular sobre cada caso. Pensamos que éste debe ser un trabajo a realizar por académicos, especialistas, investigadores. Pero nos preguntamos si todas estas fotos de personas que dicen ‘sujetos de investigación’ son parte de los 45 000 desaparecidos”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una Ley de Archivos para dar sentido a la Ley de Acceso a la Información Pública

En el año 2008, en Guatemala, se aprobó la Ley de Acceso a la Información Pública. El Artículo 24 dice que “en ningún caso podrá clasificarse como confidencial o reservada la información relativa a investigaciones de violaciones a los derechos humanos fundamentales o a delitos de lesa humanidad”. Por lo tanto, todo el Archivo de la Policía Nacional es de acceso irrestricto.

Hoy, el Archivo Histórico de la Policía Nacional impulsa, junto a la dirección del Archivo General de Centroamérica, la Universidad de San Carlos de Guatemala y otras entidades, una propuesta de Ley del Sistema Nacional de Archivos que hasta el momento ha sido aprobada por dos comisiones del Congreso de la República.

 Local 7: “La Isla” – El AHPN como Sitio Histórico

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Cuando llegamos acá, hace casi diez años, acá había una pared. Esta pared no existía. Esto era un callejón con piso de tierra. Nos dimos cuenta de que el único acceso a todo el centro del edificio era una puertecita donde está el block nuevo. Es decir, llegamos a la conclusión de que la famosa cárcel clandestina de la Policía Nacional, conocida como “La Isla”, estaba al centro de este edificio”.


* Hasta el mes de marzo de 2015, el AHPN había digitalizado 17 millones de documentos. Sin embargo, en información recibida el 14 de octubre del mismo año, el Archivo reportaba haber llegado a los 18 millones.

Captura de pantalla 2015-10-15 a las 17.03.20


Para conocimiento del uso diverso de los documentos de archivos en Guatemala, puede leerse el Informe de la Comisión Presidencial para el Esclarecimiento de los Experimentos Practicados con Humanos en Guatemala, durante el periodo 1946 a 1948, titulado Consentir el daño. Experimentos médicos de Estados Unidos en Guatemala, 1946-1948”. Octubre 2011.
(Descargar documento)
(Descargar documento)
Para tal efecto se integró la Comisión, fue nombrado el Secretario Ejecutivo, quien a la vez conformó una Comisión Técnica interdisciplinaria. Es digno de reconocer el esfuerzo de los profesionales guatemaltecos que participaron en las pesquisas, así como de la investigación archivística con que soportaron este trabajo, en particular el Archivo General de Centro América, el Archivo Histórico de la Policía Nacional y la Dirección de los Archivos de la Paz. (…)” 
Anuncios