Policía y Ministerio del Interior de Paraguay demuelen Sitio Histórico y de Conciencia

La destrucción de las pruebas del terrorismo de Estado es la perpetuación de los crímenes cometidos en él

La Red Latinoamericana de Sitios de Memoria se suma a la preocupación y a la denuncia de defensoras y defensores de derechos humanos de Paraguay, con relación a la demolición -por parte de la Policía Nacional y del Ministerio del Interior- del edificio que ocupó la Comisaría Tercera de la extinta Policía de la Capital, ex centro de detención y tortura que fuera declarado en 2014 como Sitio Histórico y de Conciencia.
ABC color · 29 07 2015 · Denuncian demolición de centro de tortura (Judith Rolón Jacquet recorre parte demolida de la Comisaría 3era. de Asunción. Foto: Arsenio Acuña)

La Comisaría Tercera, ubicada en las calles de Chile y Manduvira, en la capital paraguaya, fue utilizada durante la dictadura de Alfredo Stroessner para detener y torturar a quienes se consideró enemigos internos, como parte de planes sistemáticos del terrorismo de Estado. La Comisión de Verdad y Justicia (CVJ) registró en su informe final el rol que ocupó esta comisaría dentro de los planes del terror y el 2 de mayo de 2014 se llevó a cabo un acto en el que, con la presencia del actual Ministro del Interior Dr. Francisco de Vargas, se declaró al inmueble como Sitio Histórico y de Conciencia.

Durante la última dictadura militar en el Paraguay dicha comisaría, ubicada en la calle Chile nº 1091 casi Jejui, dependía de la entonces Policía de la Capital y funcionó como un centro de tortura y reclusión de prisioneros políticos en coordinación directa con la Dirección Nacional de Asuntos Técnicos, cuya sede se encontraba en la misma calle, ahora convertida en el Museo de las Memorias, que hace parte de la Red.

La destrucción de las pruebas sobre lo acontecido durante el terrorismo de Estado, particularmente en los casos en que éstas son parte o podrían ser parte de causas penales por graves violaciones a los derechos humanos, significa la perpetuación de los crímenes de lesa humanidad cometidos en el pasado reciente. Estos hechos bloquean los procesos sociales de construcción de la memoria colectiva, fundamentales para la reconstrucción histórica y del tejido social en países que han sufrido largos períodos represivos. Las víctimas, los sobrevivientes y los familiares y la sociedad en general, encuentran en la materialidad de los lugares de memoria sitios para rememorar, para buscar la verdad y la justicia, para transmitir a las nuevas generaciones la importancia de construir el ideal del Nunca Más y la necesidad de asegurar el disfrute pleno de los derechos humanos.

Pablo Herken ofrece su testimonio sobre las torturas recibidas en la Comisaría Tercera en 1972:

“Tengo muchas ganas de llorar, tengo muchas ganas de llorar, es una mezcla de emoción, pero me emociona el saber que puedo ver esto y decir algo que he dicho en muchas otras oportunidades: ¡Yo vencí al stronismo!”

A pesar de los compromisos establecidos tanto por la Policía Nacional como por el Ministerio del Interior para proteger estos sitios, la noticia de la demolición sorprendió a familiares de víctimas y defensores de derechos humanos. Este 29 de julio y de manera casual, el Dr. Martín Almada llegó a la Comisaría junto con un grupo de líderes sindicales latinoamericanos a quienes les mostraría el Sitio Histórico y de Conciencia y observaron las primeras acciones de demolición. Así, desde la Dirección General de Verdad, Justicia y Reparación, su directora Yudith Rolón inició un proceso de denuncia y gestión institucional para el salvataje ante el Congreso de la Nación y a nivel de organismos internacionales. La Red Latinoamericana de Sitios de Memoria estuvo representada por la directora de Memoria Abierta, Valeria Barbuto, en su calidad de coordinadora. Sin embargo, a pesar de las gestiones, la demolición continuó. Hacia las 14 horas del 30 de julio, la directora del Museo Memorias y Dictaduras de Asunción, María Stella Cáceres, registró las siguientes imágenes.

El 31 de julio, a raíz de las denuncias presentadas ante las autoridades paraguayas y de la respuesta positiva de algunos senadores, la Cámara de Senadores exigió al Ministerio del Interior que informara sobre los planes de demolición. Al mismo tiempo, se plantea con esto la reflexión sobre la necesidad de garantizar la protección de los Sitios Históricos y de Conciencia ahora y en el futuro.

(Para ampliar noticias, hacer click en las imágenes)

Última Hora 2015-07-31  Agenda Paraguay 2015-07-31 

La construcción de democracias sólidas en nuestro continente pasa necesariamente por la lucha contra la impunidad, la vigencia plena de los derechos humanos y las garantías estatales para la No Repetición de las graves violaciones a los derechos humanos.

Ante estos hechos, la Red Latinoamericana de Sitios de Memoria, constituida por 37 espacios de memoria ubicados en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay, CONDENA todo acto que implique la continuidad de la impunidad en la región y en el mundo y SOLICITA a las autoridades de Paraguay que se tomen las medidas necesarias para hacer cumplir los mandatos de la Comisión de Verdad, Justicia y Reparación, así como su COMPROMISO NACIONAL E INTERNACIONAL con los Principios Fundamentales para las Políticas Públicas en materia de Sitios de Memoria del MERCOSUR relativos a la creación, preservación y gestión de lugares donde se cometieron graves violaciones a los derechos humanos, donde se resistieron o enfrentaron esas violaciones, o que son utilizados para recuperar, repensar, y transmitir procesos traumáticos y/o para homenajear y reparar a las víctimas. En tal sentido, VALORA toda acción tendiente a FORTALECER LA PROTECCIÓN de la Comisaría Tercera y de los demás Sitios Históricos y de Conciencia identificados y los que puedan identificarse en Paraguay.

CARTA DE LA RED LATINOAMERICANA DE SITIOS DE MEMORIA A LAS AUTORIDADES DE PARAGUAY

(Ver / Descargar PDF)

El 30 de julio, Valeria Barbuto, en su calidad de representante de la coordinación de la Red Latinoamericana de Sitios de Memoria, envió una nota al Señor Paulo Abrão, actual Secretario Ejecutivo del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur (IPPDH), para que pudiera iniciar diálogos y gestiones para detener la demolición. El 31 de julio, fue enviada la solicitud de medidas de protección al Sr. Presidente de la República del Paraguay, Horacio Manuel Cartés Jara; a la Comisión de Derechos Humanos de la Honorable Cámara de Senadores, por medio del abogado Leoncio Irrazábal y del Sr. Jorge Santander; al Sr. Francisco José De Vargas, Ministro del Interior; y a la Comandancia de la Policía Nacional –COPELER.


Documentos relacionados

Para ver/descargar:

Anuncios